Contexto histórico

Tras la Guerra de la Independencia y la consolidación en el trono de Fernando VII, el absolutismo se hizo con el poder del Estado. Habría que esperar a la muerte del "Deseado" y el posterior reinado de su hija Isabel II, para que los liberales se hagan fuertes tras vencer en las diferentes Guerras Carlistas. Desde la creación de la Provincia Única de Canarias, ocurrida en 1822, la burguesía grancanaria, se ve abocada a lo que se ha dado en llamar el Pleito Insular. En este contexto de enfrentamiento entre las clases dominantes de Tenerife y Gran Canaria por la ostentación del poder económico y político-administrativo, nacen las figuras de Juan y Fernando de León y Castillo. El primero actuará siempre como lugarteniente de su hermano pequeño. Por el contrario, Fernando destacará en la política nacional e internacional, sin dejar por ello de preocuparse constantemente por los intereses grancanarios.


Imágenes
Foto