Pereira Castañares: "La historia del siglo XX nos permite entender el siglo XXI"

03 abr 2014

 

El presidente de la Comisión Española de Historia de las Relaciones Internacionales y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Juan Carlos Pereira Castañares, clausura mañana viernes, día 4 de abril,  a las 19.00 horas, el VII curso de historia  alrededor de la  Primera Guerra Mundial que ha venido celebrándose en la Casa-Museo Léon y Castillo de Telde, centro adscrito a la red de museos del área de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario.

Castañares pone fin al mencionado curso que cuenta con la colaboración del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Aula de Estudios Sociedad-Ejército, dependiente del Vicerrectorado de Cultura de la ULPGC, con una conferencia en al que se referirá a la Gran Guerra y las relaciones internacionales cien años después. Consumado especialista en relaciones diplomáticas y política exterior, el profesor ha escrito más de cuarenta de libros como autor individual o en colaboración, y más de cincuenta artículos sobre los factores internacionales influyentes en la transición española, el retorno de la política exterior en España, el protagonismo de la guerra en la sociedad internacional, la redefinición de las fronteras europeas o el proceso de integración europea de España desde una perspectiva histórica, entre otros muchos.

Entre sus trabajos más relevantes destacan: ‘Introducción al estudio de la política exterior de España (siglos XIX y XX)' (1983), ‘Historia y Presente de la Guerra Fría' (1989), ‘Relaciones diplomáticas entre España y América' (1992) ‘Documentos básicos sobre Historia de las Relaciones Internacionales' (1995), ‘Historia de las Relaciones Internacionales Contemporáneas' (2001) y ‘La política exterior de España' (1800-2003) (2003). 

Según señala Pereira Castañares, "el siglo XX ha terminado para la Historia y las Relaciones Internacionales. Entre la I Guerra Mundial y 1991 con la desaparición de la URSS, la continuidad histórica es una realidad y los límites entre ambas fechas son bien precisos. La Historia del siglo XX nos permite entender el siglo XXI", dice el catedrático.

"El oficio de historiador exige, entre otras cosas, actualizar permanentemente los conocimientos, que deben ser cada vez más abiertos e interdisciplinares. Esa actualización debe, en mi opinión, combinar la lectura de las últimas aportaciones historiográficas con la de las obras que ya podemos calificar de «clásicas», pues en ellas desde nuestra perspectiva podemos encontrar lo principal o notable en algún concepto, como una de las acepciones indicadas por nuestro Diccionario de la R.A.L. al término clásico", explica.

Castañares se refiere a la importancia de la Comisión Española de Historia de las Relaciones Internacionales de la que es presidente. "En 1991 un grupo de historiadores decidimos crear una asociación que reuniera a los especialistas o interesados españoles en Historia de las Relaciones Internacionales. De varias reuniones surgió la Comisión Española de Historia de las Relaciones Internacionales que, tras su legalización, inició su andadura con algunas reticencias por parte de algunos sectores. La realidad ha sido bien distinta. Hoy la CEHRI agrupa a casi 130 socios, desde catedráticos a becarios, desde investigadores consagrados a jóvenes universitarios muy comprometidos con su trabajo. Dos grandes congresos, varias publicaciones, un boletín informativo o una página WEB son, entre otros, los resultados logrados hasta la fecha, demostrando con ello que ese aserto sobre la actitud reticente de los españoles a asociarse y apostar por las actividades colectivas, frente al tradicional individualismo, no siempre es correcto, por lo menos en nuestro ámbito".

Castañares se refiere también a  la publicación por españoles y para españoles de un libro de referencia sobre Historia de las Relaciones Internacionales. "Gracias al apoyo de muchos colegas y de la editorial Ariel, se acaba de cubrir recientemente también ese vacío, siendo así la historiografía española, junto con la francesa y la italiana, la que dispone ya de un libro de consulta obligada en este área científica. Un libro, bajo el título Historia de las Relaciones Internacionales Contemporáneas, en el que participamos 25 profesores universitarios de 13 universidades, todos ellos expertos en cada una de las materias de su competencia", señala.

El catedrático es crítico con la condición de documentación clasificada y por tanto secreta que muchos documentos tienen aún en España por orden del Gobierno de la Nación. "La situación en España no permite conocer nada de muchas parcelas de nuestra historia. El archivo del ministerio está cerrado para siempre por decisión del ministro. Sus fondos han pasado a los archivos Histórico Nacional y General de la Administración, donde no se pueden consultar por razones variopintas y sorprendentes y nadie sabe cuándo se podrá hacer, según nos informan sus responsables. Por ello, también nosotros tenemos que irnos para conocer lo que ha ocurrido en España y en su acción exterior. ¡Viva la Marca España, también en investigación histórica¡", sostiene irónicamente Pereira Castañares.

 

EXPOSICIÓN DOCUMENTAL

En la Casa Museo León y Castillo de Telde se exhibe la exposición documental titulada ‘La Gran Guerra 1914-1918', una muestra que hasta el 30 de abril acerca al público al conocimiento de una época de rivalidades económicas, políticas y estratégicas cuyo cenit fue el comienzo de una gran guerra que duró cuatro largos años.

A través de siete paneles expositivos se ofrece una visión de la evolución de este acontecimiento histórico, detallándose las causas y características del mismo,  las distintas fases de la contienda, las consecuencias de la guerra, las innovaciones tecnológicas aplicadas, la organización de  la paz tras el cese de las hostilidades a partir de noviembre de 1918 y el papel de España y Canarias.

El visitante podrá completar la información utilizando las nuevas tecnologías (códigos Qr que permiten la visualización de recursos  multimedia como vídeos y textos relacionados con los distintos aspectos del conflicto).

La presencia de espías y de una activa propaganda de las potencias beligerantes en el marco de la neutralidad de España propició una abundancia de publicaciones en español de orientación germanófila o aliadófila, que pretendía influir en la opinión pública. Por ello, se muestran revistas con abundancia de imágenes sobre la guerra  (La Guerre Illustrée, Documentos e Informes del Comité Internacional de Propaganda, La  Razón, La Guerra, Boletín de Información para España y América del Sur) discursos de políticos relevantes (J. Jaures, Grey de Fallodon), así como  bibliografía publicada en relación con la guerra.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
El catedrático Juan Carlos Pereira Castañares