La exposición “Arqueología del Séptimo Arte”, comisariada por Luis Díaz Gutiérrez, ofrece una visión retrospectiva de la lenta evolución experimental que sufrió el cine hasta llegar al «Cinematógrafo» de los hermanos Lumière, cuya fecha de invención se establece en diciembre de 1895.  Esta etapa se conoce como pre-cine o precinematografía cuyo producto final es la necesidad del ser humano de expresarse mediante imágenes, haciendo uso de las posibilidades técnicas de cada época. Un invento que sedujo a todos los públicos y que llegó a una gran masa de espectadores de forma más directa, más rápida que el resto de las artes inventadas hasta la fecha.


Siglos antes del cinematógrafo existieron espectáculos basados en imágenes e incluso en imágenes de luz con movimiento. El objetivo de inventores, fabricantes de juguetes o de comerciantes fue entrener al mundo mediante imágenes en movimiento. Por tanto, la base del cine está en el desarrollo de la ciencia y la técnica y la investigación sobre los nuevos descubrimientos. En este ámbito  se encuentran las sombras chinescas y blancas; luego fueron apareciendo las fantasmagorías; el microscopio solar; los cuadros disolventes; el agioscopo eléctrico; el panorama con el intento de la representación total; el diorama que se basa en la representación en dos dimensiones de una figura cualquiera, combinándose con cambios de luz; y las diversas cajas ópticas que se observaban individualmente mirando en su interior, como el tutilimundi o titirimundi, "mondinovo" o mundonuevo, y los cosmoramas, neoramas o polioramas. Esta lenta evolución dio como resultado lo que luego se conocería como cine. 

La “Arqueología del Séptimo Arte”, acerca al público a esta etapa primitiva del cine. A partir del nacimiento de la fotografía y ya en 1852, las fotografías comenzaron a sustituir a los dibujos en los aparatos para ver imágenes animadas. Será en 1877 cuando el fotógrafo Eadweard Muybridge empleó una batería de 24 cámaras para grabar el ciclo de movimientos del galope de un caballo. Éste y otros tantos inventos, como las Sombras chinescas de Lotte Reiniger, un Zootropo, el Praxinoscopio teatro original de Emile Reynaud, una Linterna mágica de 1870, un Fenascopio con disco de Muybridge, un Mutoscopio del XIX, Taumatropo, Folioscopio o Proyector Phate Baby de 1922, se acompañarán con fotografías, autógrafos y otros documentos originales de realizadores como Georges Méliés, Griffith, Murnau, Fritz Lang, Cecil BdeMile... o actores como Lon Chaney, Chaplin, Bela Lugosi, Boris Karloff ... entre otros muchos.

Inauguración jueves 7 de junio a las 20,00 horas.

La muestra permanecerá abierta hasta el 1 de julio de 2018.

Descarga el programa

Horario: Martes a Domingo de 10:00 A 18:00 horas.

Entrada gratuita.

Organiza: Casa-Museo León y Castillo. Servicios de Museos. Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria.